La temperatura del tráfico es la forma en la que podemos identificar y categorizar a los usuarios que van a llegar a nuestra web, con el objetivo de lanzar la campaña adecuada a su nivel de consciencia, su problema y solución.

Caliente: Son los usuarios que ya nos conocen o han tenido contacto con tu negocio. Estrategia: contenido de interés del usuario.

Tibio: usuarios que nos conocen pero aún no se convirtieron en clientes. Estrategia: brindar una respuesta a la problemática.

Frío: los que no nos conocen. Estrategia: contenido que se relacione a una necesidad del usuario.

Trafico frio, tibio y caliente en web.